Senderismo mirando al mar y al pasado calpino

Dice el refrán que la primavera, la sangre altera, yo añadiría que también el alma. Ponte las botas y échate al monte porque la entrada de la alegre estación anima a salir de casa y disfrutar de cerca de los bellos paisajes que rodean el litoral calpino y a conocer su pasado histórico y natural.

Aunque el senderismo es una actividad a realizar durante todos los meses el año, es ahora en primavera cuando su práctica adquiere un mayor placer porque ni hace frío ni calor. Ideal para disfrutar de esa parte desconocida de Calp que no aparece en los anuncios publicitarios: las sendas del Calp preturístico.

El despertar de las flores, el colorido, el canto de las aves, con el que la Naturaleza nos indica que el invierno un año más se despide, junto con los olores de hierbas aromáticas se convierten en un goce para los sentidos.

senderismo
Guía de las Sendas Tradicionales. Ayuntamiento de Calp. 2011.

 

Sendas utilizadas por los ancestros calpinos antes de que las actuales infraestructuras las sustituyeran, y a pesar de que ahora permanecen en desuso como vía de transporte y comunicación entre las localidades cercanas, no están olvidadas aunque sí son bastante desconocidas para los foráneos y los calpinos de adopción.

De este modo, para que tanto visitantes como vecinos puedan disfrutar de la belleza de los paisajes de Calp, así como su historia,  la concejalía de Medio Ambiente de este municipio editó en 2011 la “Guía de las Sendas tradicionales de Calp”  “para fomentar el uso y el conocimiento de estas vías por parte de los senderistas”, según informaron en su día  fuentes municipales. Una buena opción lúdica de cara a las próximas vacaciones de Semana Santa.
La publicación muestra un mapa general con todas las rutas abiertas, en las que se indica el desnivel de subida y bajada, la distancia y el grado de dificultad. Así, “cada camino se ha identificado con un color, para facilitar el seguimiento de las vías”, explicaron las mismas fuentes. http://www.calpe.es/bd/archivos/archivo371.pdf?nocache=0.610268

Hay un total de 9 sendas que cubren todo el término municipal y que ofrecen la posibilidad de visitar lugares de gran interés como por ejemplo la ermita de San Juan, una edificación del siglo XVII. Otras discurren por el borde de los acantilados proporcionando una bella visión del litoral calpino y de los pueblos vecinos.

La inspiración de esta guía son los viejos caminos utilizados por los labradores para llegar a los campos, pero que dejaron de usarse cuando cambió la economía de la zona y se pasó de la primacía del sector primario como motor económico a la del terciario, especialmente a la actividad turística.

El habilitar estos antiguos trayectos permite al senderista entrever la forma de vida que se ha llevado durante años en esta localidad litoral mediterráneo. Así, es posible pasar por la Casa dels Corralets, caserío de campo tradicional en el que todavía se observan los corrales para los animales, eras o un pozo. O también por la Casa del Plá de Feliú, una típica masía del siglo XVIII, con una destacada construcción para el secado de la pasa, noria y balsa para la reserva de agua.

Casa del Cosentari (Calp s,XVIII)
CASA DEL COSENTARI (Calp, siglo XVIII). Fotografía facilitada por la Asociación Cultural Roger de Lauria.

De este modo, la recuperación de estos caminos tradicionales permite recuperar un legado rural de inestimable valor así como el estudio de la arquitectura rural.

Otra de las opciones es el Camí de la Mola al Castellet. Esta ruta ofrece como elementos de interés que el trazado del camino coincide con una vía pecuaria, camino principal antes de abrirse los túneles en la carretera, que la unían con la población vecina de Altea, y por donde la leyenda dice que actuaba el bandolero Mascarat (enmascarado). Siguiendo esta senda se llega a las ruinas de una antigua torre vigía y al emplazamiento de lo que fue el castillo de Calpe de la época islámica. Es de destacar las magníficas vistas que se observan desde este lugar.

La Asociacion Cultural Roger de Lauria de Calp está trabajando para “documentar en profundidad estas viviendas, sus orígenes, primeros habitadores, y evolución hasta nuestros días”, según ha informado.

“Según el informe arzobispal de Fabián y Fuero, Calp contaba en el último tramo del siglo XVIII con 29 casas de campo que conformaban el disperso de nuestro término”, explican desde esta asociación. “Descubrimos antecedentes reveladores que ofrecen nuevas aportaciones para el conocimiento de los primeros asentamientos repobladores en nuestras tierras”, añade.

La Asociación Cultural Roger de Lauria espera tener concluido el trabajo para el año 2018.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s